26 ago. 2013

NAZ EL BLOG "NON"

 
Cordobello da-y pasu a NON, un blog un migayín más como agora-y peta al so autor. Nun dexes de pasate per él, anque hasta ochobre o payares nun se va dexar ver muncho como ye. Dexamos la isllalla pa dir camín de la visión más...


.

15 ago. 2013

CUESTIÓN DE NARRACIÓN


La novela malpenes fue a lleer quién fue l’asesín que finó cola vida l’escritor. Murnia, camudó en poema.

 

 

(Avézate a calcar nos comentarios, siempre voi dexar nellos dalguna pelra y si nun calques nun les llees.)


.

12 ago. 2013

FATU


Yera un escritor tan fatu fatu qu’escribía los llibros nun despachu pindiu y les sos lletres cayíen-y a galmiaes de les fueyes pal suelu.

 

(Avézate a calcar nos comentarios, siempre voi dexar nellos dalguna pelra y si nun calques nun les llees.)

 .

10 ago. 2013

LLITERATOS



Hai escritores que son llistos como la fame. Les sos lletres, en cuentes de soníos, tienen onomatopeyes.

(Avézate a calcar nos comentarios, siempre voi dexar nellos dalguna pelra.)
 
.

9 ago. 2013

ODIU

Había tanto odiu naquel microrrellatu que'l so autor nun yera a xuntar les sos lletres.





.

10 jun. 2013

TRADICIÓN

DIR AL GLOSARIU PA CONSULTAR PALLABRES DE CORDOBELLO

 

Mio güelu fo cuentacuentos. Mio padre fo cuentacuentos. Y yo sigo la tradición. Nengún d’ellos morrió de muerte natural.

Enantes de la llegada de los foriatos, los cuentacuentos llariegos yeren de baldre. Una risión, un suspiro, un sustu,… sirvía de pagu. N’aportando los foriatos les coses cambiaron. Entamaron el llabor de cobrar dineru por esti arte milenariu. Paeciónos llícitu, pero’l mesmu respetu pidíemos pa la nuesa manera de ver les coses. Nun-yos valió y tentaron imponer la so postura. De mano, diéronnos la espalda y nun nos falaron. De siguío, entamaron a cuntar que nós yéremos unos aficionaos de poca calidá que díbemos acabar cola profesión. Llegaos a esti puntu fo cuando mio güelu y mio padre nun  aguantaron. La llucha taba servida. Mio familia guerriaba col trabayu, amosando la so profesionalidá. Ellos azorraben con milenta zancaníes nel camín que nun llograben nada. Tanto s’enrabietaron qu’un bon día picaron a la puerta de la mio casa y acabaron pola tremenda col problema.

Agora ta sonando’l mio timbre. Lleguen tarde. Tán perdíos. Yá llogré plantar la mio semiente.


Alón, ta siempre, ta más ver...

6 jun. 2013

SECRETU D'ESTÁU


Llamáronlu un día y al siguiente diéron-y la misión. Asina lo gastaben nes conseyeríes del gobiernu de Cordobello cuando teníen dalgo que facer ensin que la prensa se mosquiare muncho. Ánxel yá taba avezáu a les prieses pero esta vez lo que queríen yera un milagru. Nun dominaba muncho del casu, o más bien nada, por embargu tenía una selmana pa ponelo too en claro. Nun lu dexaron nin gorgutar un rispiu, aclariándo-y la situación coles siguientes pallabres:

-Permítame que-y recuerde que lu ficimos un héroe ensin malpenes conocer un migayito de la so persona. La prensa llamólu “el Ventolín de los criminales” gracies a les nueses indicaciones. Agora tóca-y a usté devolvenos el patente favor que-y regalamos. Nun nos cuente más cuentitos llariegos de que necesita más información, apurrímosy tola que-y podíemos dar.

-Señor Conseyeru, aspero qu’usté nun dulde nin un rispiu de min. Si-y pido más información ye porque me fai falta pa descubrir a esa xente. Usté diz que son pirates que crucien la mar de Cordobello y qu’esfarrapen a tolos barcos del gobiernu, pero como voi dar con ellos si enxamás nun se faló na prensa o nel so serviciu secretu de les sos persones. ¿Ónde suelen atacar?... ¿Cuánta xente son?... ¿Cuála ye la forma en qu’actuen?… Son tantos los furacos negros que necesiten esclariar.

-Lo que me pidi ye un problema estructural. La coxuntura…

-Déxese de pallabrería de políticu qu’acorrala’l pueblu. Conmigo nun-y va sirvir.

-Ta bien, ta bien. Eso qu’usté quier saber ye Secretu d’Estáu y nun se me permite cunta-y nada. Namái puedo dici-y el chigrecito onde se supón qu’operen y al que tien de dir p’atopalos…

Sabién de lo testerón que yera’l rapaz pero él enxamás nun fue a imaxinar qu’ellos lo fueren más. Namái llogró que-y dixeren qu’intentaren garrar a los sos enllaces con un mensaxe cifráu falsu. Metiéronlu en chigre con un supuestu mensaxeru ficticiu unviáu por ellos pal casu. Sicasí, cola contraseña correuta y el llugar afayadizu, nun fue a desatapalos dafechu. Depués d’una selmana xixilándo’l chigre y nun sacando nada en provechu, aguardaben qu’Ánxel-yos ficiere’l milagru de descubrir a aquellos bucaneros o nun teníen otra qu’entamar un toque queda. Nun detuvieren a los que trabayaben en chigre pa qu’Ánxel pudiere consiguir entrar naquel mureru y ser a aldovinar l’escondite d’aquella refugaya.

 Ánxel coló de les conseyeríes col enfotu de beber pa escaecer per una nueche’l muertu que diba acabar cola so bona fama.
 
 
El próximu llunes 10 de xunu espublizaráse'l microrrellatu "Tradición". Hasta entós, alón.
 
.

3 jun. 2013

LA INSPIRACIÓN DE GATE

DIR AL GLOSARIU PA CONSULTAR PALLABRES DE CORDOBELLO

Prudente enxamás nun se conformare col so destín de foriatu. Malpenes de neñu enfotóse en llograr superar a los llariegos nel so campu del saber: lliteratura, música, ciencies, matemátiques, filosofía… Tendríalo too bien fácil como rapaz de les Grandes Families si tirare pel camín reutu: el d’una relixón fuerte, un exércitu bien armáu o una ideoloxía superior onde alcontrar el so futuru y dar de zucar a la so familia, pero él escoyó’l torcíu. Suañaba con ser el futuru de les nueves xeneraciones foriates que sedríen más llistes, más cultes, más autosuficientes… Prudente buscó y buscó ente los llibros llariegos dalgún furacu que se-yos escapare y pudiere colase. Gastó’l tiempu a lo fato: en cuentes de preparase en dalguna les ciencies y tirar p’alantre con ella, tentó’l camín más curtiu y fácil, llograr una trampa que nun fuere a notase.
Al facer el Viaxe Caberu cola so Alma Maestra, Prudente dedicó tol tiempu a pasar pelos llugares onde los llariegos llograren dalgunos de los sos triunfos más brillante. Estudiaba’l fechu, falaba colos sos protagonistes, enrabietábase pelos sos adientros, gufaba día y nueche y ascuchaba como la so Alma Maestra dicía qu’aquello yera contrariu al Alma Eterna. Pensó entós en crear una nueva ciencia que llevó por nome Aristoclásica, que trataba del camín de meyoranza na raza superior de les Grandes Families. L’interés nel nuevu descubrimientu científicu nun-yos interesó nin a los pioyos que se-y pegaben pola so acuafobia.

Fo na so dómina d’home d’estáu onde atopó más tiempu pa la so búsqueda de la lluz. Toles mañanes, tardes y nueches rezaba al Alma Eterna pa que ficiere’l milagru más xustu de la historia foriata: convertilu nun afamáu científicu o un reconocíu home de lletres. Al ver que’l rezu nun yera a esgaya, entamó a dir a cultos sagraos, exercicios d’almes y llantase cilicios per tol cuerpu.

 

La cosa entamó a endrechase cuando nomaron a so padre Conseyeru de la provincia de Gate. Prudente pensó qu’aquello yera una señal inequívoca que l’Alma Eterna-y unviaba pa indica-y Gate como’l camín a la sabiduría. Llanzóse como un llocu a mirar tolos llibros de la provincia en busca del llugar onde diba asoceder la gran revelación. Dexó la so vida beata en manes de la culta: los sos güeyos tornáronse roxos de les pastielles pal cansanciu; dormía namái que diez hores al día los tres díes de la selmana que trabayaba les dos hores estipulaes; dibuxó un mapa de la provincia grandono p’asitiar fechos d’interés que lu orientaren; remembraba un nome más d’un minutu pa ser a escribilu nel mapa y contemplalu con gayola; reduxo la so alimentación a cinco comíes al día pa ganar tiempu pa xugar al padel; escaeció’l llibru en que taben munches de les oraciones que rezaba por mor de les pastielles y otros brebaxes… Hasta que llogró’l so oxetivu: nun llibrín piquiñucu, de lletra encoyío, alcontró la gran obra lliteraria llariega de tolos tiempos. El so autor, Poldo de Banzo, naciere nun pueblín del monte más pindiu y xabaz de Gate. Escribiere la poesía más llírica de les dómines del entamu la memoria. Fo recoyida per toles antoloxíes que se ficieren de la lliteratura clásica.
L’Alma Eterna a la fin ascuchó les sos súpliques. La so mente taba preparada pa la misión de la so vida. Prudente pasó como un torbolín pela capital de la isllalla, Bellobello. Miró en toles biblioteques capitalines los llibros nos qu’apaecía Poldo deBanzo nomáu. Tomó nota d’ellos  na so axenda y estrozó tolos exemplares. Unvió cartes a toles biblioteques de provincies con una llista de llibros herexes que teníen de ser quemaos. Retiró tolos testos escolares, recopilaciones  de formiguines y demás obres molestones. Nos muérganos de comunicación apaeció la noticia de la gran broma: dalgún graciosu dedicóse a inventar la vida y milagros de Poldo de Banzo, un allucináu que xuntare dalgunes lletres fates. Metió en centros siquiátricos a tou eruditu que cafiare col so saber escomanáu. Y depués de munches xeres más, tornó pa Gate y xubió pal que fuere’l pueblu de Poldo.

 

Prudente enxamás nun viere pueblu más desastráu. Mandó garrar a los sos habitantes, llevalos pal pericuetu más alloñáu que se conocieré y construyir ellí un palaciu nel que diba escribir la obra de la so vida.
Costó-y abondo copiar con buena lletra los poemes d’aquel homucu que viviere naquella tierra de berriacos. Ente  boquiada y boquiada baxaba a Talagate, provincia turística de folixa asegurada. De paso, xubía dalgún viciu que fuere a da-y dalguna gracia a lletres tan amaneraes. N’acabando de copialos, mandó a una secretaria que lu pasare a máquina y lu unviare a la editorial de más renome ente los foriatos. El llibru salió espublizáu pero namái se movieron los exemplares que fueron regalaos. Nin los críticos más foínes quixeron manchar el so nome escribiendo dalgún agasayu a aquel piltrafu. Yera lliteratura mugoriento, que taría bien si s’escribiere nes dómines del entamu la memoria pero non nun llibru d’aquella época. Dalgún llego dicir que nun lu escribía nin un neñu.

 

Prudente vio’l futuru: l’Alma Eterna pidió-y que recoyere perres pa facer la mansión del fervor.

 
El xueves 6 de xunu torna'l cuartu capítilu de la blognovela de Cordobello. Asperamos que nun la pierdas: ye de baldre y nun ye verdá que lo de baldre seya malo. P'abrir boca, vamos cuntate más coses de la isllalla:

Les Grandes Families van alternándose nel poder, poro qu’hai un tiempu en que gobiernen y otro nel que tán na oposición. Cada vegada que la oposición entama una engarrada cola familia nel poder, gánenla, entamen una opodemocracia y ellos mesmos faen que fine nuna familiarquía col so grupu gobernando. El que siempre pierde y muerre na guerra cafiante ye’l pueblu de Cordobello, que ve como la so tierra s’esfarrapa.
 

30 may. 2013

LA RESACONA


Milio siempre zarapicaba cola lletra “p” de MENÚ ESPECIAL. Quería facer tanto rebilicoque que nun yera a ello y piciábala. La resacona obligábalu a apeguñala cola s y torcíase-y toa. Borraba l’ESPECIAL y otra vuelta al mesmo sitiu. Entamaba a escribilu de nueves con procuru de nun tracamundiase. Tal como taba aquel día echaría abondo en facelu. Nun había dulda dala que yera un migayín pexigueres, en cuentes de vivir la vida d’una forma cenciella, prestába-y búscar dificultaes. Paeció qu’aquella vuelta saliere-y la cosa como tenía de ser, la “p” quedáre-y de lo más guapo en dellos meses. Mentanto nun fuere a cruciáse-y nenguna les lletres que faltaben, nun diba tardar n’entrar na galería d’oru de les pizarres de menús. La “l” paecía fácil pero siendo la cabera poníase un rispiu saltona. Yera lo mesmo como saliere. Abultába-y espontánea. Echó correr a la busca Xuacu pa que lu emponderare y truxere-y la máquina fotos, les perres del premiu “pizarra del mes” nun yera que les tuviere pero si nun mandaba les semeyes de xuru que diben pa otru bolsu.

-¡Xuacu, Xuacu…! Nun sé pa que se fai’l día folgueta pa ti. Tas tol día mangándola.

-¿Qué ye, ho? Nun dexes a ún preparase.

-Hai más d’una hora que teníes de tar preparáu. Tíra-y unes semeyes a esta pizarra mentanto voi al escusáu.

Xuacu tomaba les semeyes de campeonatu, pero enantes de sacales tenía de face-yos un estudiu fonderu de lluz, contraste y otros requilorios. Eso si atopaba a la primera la máquina  y nun tenía de dir buscala a Pernambucu. Con suerte acabaría de tomales pa la hora la cena.

Pela puerta entró’l primer famientu y nun taba la cocina abierta. El menú especial diba enllenar el chigre de pidigüeños como yera vezu nos díes de contraseña. El llantar precios baxos arrexuntaba a tola xente con ganes lloques por comer, ensin aparase muncho a cavilgar que dibes pone-yos en platu. Esi día poníase “ropa vieyo” con tolo que-yos quedaba na despensa. La cocinera especializóse nello depués d’iguar tantos menús especiales. Había más de diez años que-yos encargaren el pasar la contraseña y mialma que yera chollu chollu.

Escomencipiaba’l baille de lleguar, sirvi-yos, facese los remolones, llograr que paguen d’una vez y marchar. En cuantes dexaben la mesa llibre, otros probes la ocupaben. Había tanta xente nel llocal que nun se decataren del grupín de mendigos de diseñu. Nunca nun los vieren nel comedor de los famientos. Miraben pa los otros pidigüeños como si asperaren alcontrar a dalguién conocíu. Esos teníen más dineru que’l dueñu’l chigre y tolos que comíen nun mes. Lo meyor sedría que tiraren el mensaxe colos esperdicios de la mesa que taben recoyendo y qu’albortaren la entrega. Aquellos marruanes parecíen policíes y andaben de xuru a la gueta. Diba costa-yos tiralu, enxamás nun lo ficieren enantes. Disimularon pa que nun se decataren que los golieren hasta’l fondu. Fue fala-yos normal,  poniendo procuru en nun tatexar.

-Tóca-yos a los señores.

-Gracies.

-Voi llimpia-yos la mesa.

Milio recoyóla y fuxó pa la cocina. Zarapicó y cayéron-y los platos. Dio-yos instrucciones a tolos de dientro, salió de nueves y empobinóse pa escontra ellos.

-¿Qué va ser?

-¿Qué quier que seya? Cuatro menús.

Xiróse y miró pal mostrador. Notó un home que cruciaba los güeyos con él. Los policíes nun dexaben de fixase. Entós, díxo-y al del mostrador:

-Güei nun ponemos sidra, tamos qu’echamos fumu.

L’home nun arrepostió nada. Coyó’l so abrigu y coló a tou meter. Pa que depués falaren de la resaca de la mar o de la cabeza, taba acabante conocer la resaca de la policía y tenía tol estómadu con voltures. Milio crució los deos y encomendóse a toles Xanes los chigres.
 
 
 
.


27 may. 2013

LA NUECHE DE LES CASES EMBALSAMAES

DIR AL GLOSARIU PA CONSULTAR PALLABRES DE CORDOBELLO

Nun yera fácil ser embalsamador de cases en Cordobello. De mano, teníes que poner tol procuru pa que les cases nun remembraren a la so familia. Sí, oyísteislo bien. Les cases llariegues pertenecíen siempre a la mesma familia y cuando ésta dexaba d’esistir elles teníen de ser embalsamaes. Dábase-yos los llíquidos afayadizos a muries y muebles pa que fueren a guardar les histories, tradiciones y costumes de los sos ancestros. Poníase-yos les teles del suañu del recuerdu col que finaben el procesu y quedaben preparaes pa ésti otru mundiu.

Too diba perfeutu hasta que llegó Bartuelo Tuñón, un foriatu que dedicaba la so vida a fadiar les costumes llariegues. Montó una inmobiliaria que vendía les casesembalsamaes. De primeres, rincaba con llíquidos y teles que momificaben tolos recuerdos. Depués, llanzaba ufiertes per tolos muérganos de difusión. Pa finar, vendía como rosquielles yá que los sos precios yeren de vergoña. Bartuelo veía asina enanchar los sos caudales económicos y d’enemigos.

L’ocho de setiembre celebrábase la Nueche de les Cases Embalsamaes, pero la d’esti añu nun tenía nin una sola morada onde lo conmemorar. Bartuelo entamó dalgo que fuere a escaecer cola vieya celebración: la folixa de la fin del branu. Nun había foriatu que tuviere metíu en casa. Musica, xente enfilao, bailles y sones, xuegos pa neños y non tan neños,… too se mecía nun ruxerrux infernal.

Naide nun se decató. Naide nun oyó de mano lo que taba a asoceder. Les cases enantes embalsamaes y agora en manes foriates emprimaron a glayar. Entraben nun auténticu velatoriu de ruíu. Llegó a tala intensidá que les oreyes de los foriatos entamaron a doler. Les manes primíenles pa ser a amatagar aquel xabaz baturiciu. Caíen de rodíes en tierra y metíen la tiesta pel cuerpu. Pidíen perdón a berríu llimpiu. El fueu escomencipió a estrozar casa embalsamada a casa embalsamada. Les llames blincaben peles otres cases llariegues y diben quemar namái les cases foriates d’abolengu.

El día aportó col mieu nes almes del llau foriatu de Cordobello. Bartuelo Tuñón apaeció momificáu con toles histories, tradiciones y costumes de les cases estrozaes nanotatuaes nel so cuerpu, venes, pulmones, recuerdos,…



El xueves que vien sigue l'aición na blognovela de Cordobello, nun vos la perdáis, ye de baldre. Y nun ye verdá que lo de baldre seya malo. Pa que vaigáis avezándovos, va dalguna información sobre la isllalla:


Dende metanes del sieglu XIX, aportaren a Cordobello les grandes families fuxendo del esterior. Naide nun ye a aldovinar les causes que ficieron qu’esa xente cruciare los picos y se llantaren nel territoriu. Cualquier conexón fuera de les llendes de Cordobello nun se fizo d’entós p’acó, poro que nun se conoz que ye lo qu’hai nel otru llugar; bueno, les families si lo saben y cunten al pueblu que son tierres que s’enllenaron de Cuélebres, unos animalonos xabaces qu’esnalen. Cordobello carauterizábase pola paz, nun esistiendo armes y gobernándose pel saber de los vieyos. Les families aprovecháronse d’ello, sometiéndolos y esfarrapándolos tanto culturalmente como na so llingua, que se fala ente amigos y cada vez menos.


.

23 may. 2013

LA CONTRASEÑA


El día descansu dexárelu baldáu y llevantóse de mala gana. Nin afaitase, nin duchase y cuasi nin almorzar, neso consistía tola actividá que facía enantes de dir pal chigre. Llamaba “dir pal chigre” a baxar les escaleres y dicía “quexase del trabayu” a dole-y la cabeza de la resacona. Peles mañanes malpenes había xente nel llocal: dalgún qu’otru repartidor  dexando los enredos y los cuatro veceros cafiantes de siempre. Hasta que s’abrió la puerta y entró aquel home.

-Pon sidra que fai fumu.

La contraseña… Yera la contraseña… Fai fumu… Más d’un mes de tranquilidá y tenía de venir depués del día de descansu…. ¿Qué tenía de facer?... Tomar nota’l mensaxe col…llápiz. ¿Ónde taría’l condergáu?... Nun yera atopar el llápiz con aquel dolor de cabeza... La llinterna, la llave inglesa, la goma, l'abrechapes,…, alcontraba de too nel caxón menos el renomáu llápiz… Taba seguru… que tenía de tar ellí… Si antayeri finare la nueche dexándolu en caxón. Veíalo como si fuere güei.

-Aspera rapaz, nun soi a dar col llápiz –dio-y en dici-y.

-Nun s’esmoleza, tengo yo ún.

Un marineru con llápiz…, coime, aquello nun pegaba muncho. Cuando pienses nun marín suel ser nun home d’aventura, de vida folixera, lloñe de la ciencia o la escritura.

-Y yá te traigo’l mensaxe escrito, nun vaiga ser que lu escaeza y l’arme.

-Trai p’acá, nun vaigamos tenela enantes d’entamar.

El marín sentóse a beber un vasín llicor. Él dio-y vueltes y vueltes al mensaxe. Nel papel
arrexuntábense númberos y lletres ensin xaciu, talamente como nos recaos d’otres veces. Nun yera aldovinar el significáu d’aquella cosadiella pero imaxinaba que tampoco lo yeren a descifrar el que lu traía o’l que lu recoyía, d’esta miente nun había denguna furaca na seguridá. Si la xusticia foriata los garraba como mensaxeros, teníenla gorda pa llograr el códigu d’unos prisioneros que nun sabíen nin un rispiu de la clave. Nun lo diben tener fácil aquellos señoronos. Amás, la cárcele en Cordobello taba dirixida per dientro polos presos de la oposición llariega, el gobiernu foriatu namái que mandaba de puertes pa fuera.



Dexó los sos fregaos mentales y fue poner el menú na entrada’l chigre. Aquellos díes de contraseña había veceros a fartar. Si nun s’enquivocaba muncho, nun tardaríen en llegar.

 

 
.

20 may. 2013

TU



Oyí les tos pallabres,
oyíles
dondes y axustaes,
                         entós
                                                 enamoréme
                                                                        de ti.
Oyí les tos pallabres,
oyíles
prestoses y melgueres,
                                entós
                                               améte
                                                                         con dulzor.
 
 
 
El xueves que vien entama l'aición na blognovela de Cordobello, nun lo perdáis. Pa que vaigáis abriendo boca, va dalguna información sobre la isllalla:
 
La isllalla de Cordobello sepártase en 32 provincies, gobernaes per 32 Conseyeros, que xuntos faen el gobiernu y el parllamentu del país. A esos 32 homes, porque tienen de ser masculinos, tienen d'añader al Presidente, escoyíu ente les families de más postín. Na vida política de Cordobello hai dos formes de gobiernu: la familiarquía y la opodemocracia. Estrémase en que na opodemocracia escuéyense los Conseyeros ente dos seleicionaos poles grandes families, mentanto que na familiarquía son les families les qu’escueyen a los Conseyeros direutamente. El Presidente nómase neto nes dos formes de gobiernu: a deu.
 
.